Dulces Momentos Consoladores


Dulces momentos, consoladores,
Son los que paso junto a la cruz’
Alli sufriendo crueles dolores
Miro al cordero, Cristo Jesus.

Veo sus brazos de amor abiertos
Que me convidan a ir a El;
Y haciendo suyos mis desaciertos,
Por mi sus labios gustan la hiel.

De sus heridas la viva fuente
De pura sangre veo manar;
Y salpicando mi impura frente,
La infame culpa logra borrar.

Veo su angustia ya terminada,
Hecha la ofrenda de la expiacion,
Su noble frente mustia, inclinada,
Y consumada mi redencion.

iDulces momentos, ricos en dones
De paz y gracia, de vida y luz!
Solo hay consuelos y bendiciones
Cerca de Cristo, junto a la cruz.