Ven O Santo Espiritu Raudal De Agua Viva


Ven, ioh Santo Espiritu,
Raudal de agua viva,
De amor llama activa,
Fuente de verdad!

Ven, gran Paracleto, ven:
De inefables dones
Nuestros corazones
Colme tu bondad.

Con tu luz benefica
Vista el ciego cobre;
Y enriquezca al pore
De tu gracia el don.

Y del orbe en ambitos
Que tu soplo leene,
Sin cesar resuene
Con feliz clamor:

iGloria al Padre altisimo!
iGloria al Hijo eterno!
iGloria a Ti, supremo
Sanctificador!

Amen.