Venid Nuestras Voces Alegres Unamos


Venid, nuestras voce alegres unamos
Al coro celeste del trono en redor:
Sus voces se cuentan por miles de miles,
Mas todas son una en su gozo y moar.

“Es digno el cordero que ha muerto,” proclaman,
“De verse exaltado en los cielos asi.”
“Es digno el cordero,” decimos nosotros,
“Pues El por los hombres su vida dio aqui.”

Digno eres, Jesus, de alcanzar en los cielos
Poder y riquezas y gloria y honor,
Y las bendiciones que darte podemos
Se eleven por siempre a tu trono, Senor.

Que todos los seres que hiciera tu mano
Que pueblan la tierra, y el aire y el mar,
Unidos proclamen tus glorias eternas,
Y dente alabanzas,Senor, sin cesar.

El nombre, sagrado del Dios de los cielos
A una bendiga la gran creacion,
Y llegue al cordero sentado en el trono
El dulce tributo de su adoracion.